Estos nutrientes son los que aportan al organismo la mayor cantidad de energía metabólica y también intervienen en los procesos de creación de tejidos, sistemas y también en procesos corporales. Los encontramos en gran cantidad en los alimentos.

Éstos son:

  • Hidratos de carbono
También conocidos como glúcidos, existen dos tipos principales, los glucémicos, los cuales tres la digestión rinden glucosa, que es absorbida en el intestino delgado y los no glucemicos, que se absorben en el intestino grueso, este tipo de hidratos de carbono constituye lo que denominamos flora intestinal.
La principal función de los hidratos de carbono es del aporte de energía, aportando al proceso energético 4 kcal por gramo. La recomendación es situar al aporte de hidratos de carbono entre un 50 y 60% del total de energía de la dieta.
Hay que tener en cuenta que los hidratos de carbono no glucemicos, también se conocen como fibra alimentaria, los cuales no puede ser digeridos por las enzimas digestivas y ayudan a a los procesos de evacuación intestinal.
  • Grasas
Hay una característica fundamental que diferencia este tipo de nutrientes, ésta es la de ser insoluble en agua. Se atribuyen gran cantidad de funciones a las grasas, por un lado, en lo referido a la dieta, son necesarias para transportar y absorber vitaminas liposolubles (vitamina A, D, E y K ), en cuanto al organismo, se usan como fuente de energía, proporcionando 9 kcal por gramo y aportando ácidos grasos esenciales, constituyen un elemento protector de órganos clásicos y abdominales al formar el tejido adiposo.
Se debe tener especial cuidado con la ingesta de grasas, pues éstas contienen colesterol, y un elevado índice, puede provocar problemas de la salud. Se considera que las grasas deberían formar en torno a un 15 o 20% del total de nuestra dieta.
Existen muchos subtipos de grasas, y están presentes en muchos alimentos que consumimos habitualmente. Podemos diferenciar entre los siguientes tipos de alimentos:
  1. Alimentos ricos en ácidos grasos saturados.
  2. Alimentos ricos en ácidos grasos insaturados.

Los principales alimentos lo que encontramos estos nutrientes son: mantequillas, aceites vegetales, grasa animal, helados, pasteles, bollería, etc.

  • Proteínas.
Las proteínas son sustancias orgánicas compuestas por carbono, hidrógeno, oxígeno y nitrógeno.
Tiene muchas y diversas funciones, destacando entre ellas las siguientes: Función estructural y plástica, aquí es donde más uso ofrecen para el cuerpo, formando tejidos, órganos, ligamentos, uñas, pelo, etcétera. Función reguladora, ayudando a mantener ciertos procesos tales como la actividad celular. Función defensiva, formando anticuerpos o hinmonublobulina, interviniendo en el proceso de coagulación cuando nos hacemos una herida. Función de transporte, ayudando a transportar otros elementos en el torrente sanguíneo, como por ejemplo los lípidos. Función energética, como todos los otros nutrientes, también tiene la capacidad de aportar energía al cuerpo, y al igual que los hidratos de carbono aporta 4 kcal por gramo.
En cuanto al aporte recomendado de proteínas, es aconsejable que forman aproximadamente el 25 30% de nuestra alimentación diaria, existiendo diversas y numerosas fuentes en donde podemos encontrar este tipo de nutrientes, como por ejemplo en las carnes, pescados, huevos, leche, productos lácteos,etc.