• Vitaminas.
 Son componentes orgánicos, necesarios en muy pequeñas cantidades, y son en su mayoría nutrientes esenciales, los cuales no pueden    ser sintetizados por el propio cuerpo, por lo que la única forma de obtenerlos es mediante la ingesta directa de alimentos en los que se encuentren.
Existe diferenciación entre las vitaminas liposolubles y las hidrosolubles, éstas, hacen referencia a si son solubles en grasa o en agua respectivamente.
Las principales funciones que tienen las vitaminas, son la regulación de procesos metabólicos, actuando como catalizadores, pero esta, no es la única función que realizan, también participan en muchos otros procesos como el funcionamiento de las neuronas, la síntesis de ADN y a rehenes, la producción de hormonas sexuales, etc.
Existen cantidad innumerables de alimentos que contienen vitaminas, hasta el punto de que salvo en algún alimento concreto, prácticamente todos las aportan, igual ocurre con los minerales, el otro grupo de micro nutrientes que explicaremos a continuación.
  • Minerales.
Los minerales,al igual que las vitaminas son necesarios en una cantidad muy reducida, también son esenciales para el cuerpo por lo
que sólo se pueden aportar mediante la dieta.

Éste grupo de minerales se divide según la cantidad necesitada por el organismo en: elementos principales (mayor proporción en los tejidos: azufre, calcio, cloro, etc.) y los elementos traza (igualmente necesarios pero en cantidades más reducidas: zinc, cobalto, etc.)
De forma general, en cuanto a funciones se refiere, podemos decir que intervienen en procesos como la regulación de enzimas en los procesos metabólicos, el mantenimiento de niveles de líquidos corporales, en la actividad de nervios y músculos, etc.
Al igual que las vitaminas, se encuentran en casi todos los alimentos.